vanidad


aunque saber esto no alivia nuestra vanidad