introversion no es cobardía


Aunque a veces sea la excusa perfecta